viernes, 9 de septiembre de 2016

Las necesidad de un Gobierno aumenta en España: ya es imposible aprobar a tiempo Los Presupuestos para 2.017

Bratislava, 9 sep (.).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, negó hoy haber hablado con el ministro español de Economía en funciones, Luis de Guindos, sobre la decisión de presentar una prolongación del presupuesto de 2016, ante la imposibilidad de adoptar nuevas cuentas a tiempo.
De Guindos afirmó que en el G20 celebrado recientemente en China había trasladó a Moscovici y al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaüble, que la falta de un nuevo gobierno es España hace ya prácticamente imposible que se aprueben en plazo unos nuevos presupuestos para el próximo año.
"El ministro De Guindos no me ha advertido de nada y no hemos hablado de nada, nos hemos cruzado en Hangzhou, pero él tenía trabajo y yo también", aseguró el comisario a su llegada al encuentro informal del Eurogrupo en Bratislava.
"La discusión nos espera, vamos a ver cómo vamos a tratar esta situación", añadió el político francés.
"La Comisión Europea tiene reglas, éstas tienen que ser respetadas, no porque sean reglas de la Comisión, sino (porque son) de toda Europa", recalcó.
El Gobierno español prevé presentar a Bruselas en la fecha prevista, antes del 15 de octubre, un presupuesto prorrogado.
Lo que se hará es proyectar el presupuesto actual con las variables económicas ya definidas para el próximo año y sin cambios de política, lo que complica que el país cumpla con sus nuevos compromisos de reducción del déficit público.
El ministro dijo que les trasladó también que en las próximas semanas el Gobierno aprobará un real decreto de modificación del impuesto de sociedades -con el que el que Economía espera recaudar este año 6.000 millones de euros- para cumplir con la exigencia de presentar antes del 15 de octubre pruebas de que ha tomado "acciones efectivas".
Fuentes del ministerio de Economía señalaron que esperan que esta medida sea suficiente para que los socios de España consideren que el país ha dado muestras de su compromiso de reducción del déficit, lo que le permitiría evitar la suspensión de fondos europeos.

lunes, 27 de junio de 2016

BREXIT, la excusa ideal para que la FED no suba tipos.

Janet Yellen, presidenta de la FED.
La victoria del Brexit provoca numerosos efectos colaterales, cada uno de ellos con muchas ramificaciones en los mercados financieros. Hoy vamos a ver cómo influye en la Fed y si ello animará o no a que suban los tipos de interés este año.

Es cierto que la Reserva Federal de los Estados Unidos no venía teniendo demasiados motivos como para mover ficha y subir los tipos de interés. La inflación no terminaba de crecer y el ritmo de creación de empleo se había reducido drásticamente. No eran motivos para olvidarse de subidas de las tasas, pero sí cuanto menos para aplazar el momento, para posponerlo, sin prisa alguna, ya que en estos casos precipitarse acarrea consecuencias negativas.

Pero claro, la victoria del Brexit introduce un nuevo elemento en la baraja, un elemento que ahora pasaría a tener un peso más que notable y esto sí que debiera de ser motivo para la Fed.

En efecto, me estoy refiriendo al fortalecimiento del dólar. Y es que la enorme incertidumbre que se abre a partir de ahora con el Brexit, unido a la apreciación del billete verde, son motivos de peso para que Janet Yellen retrase cualquier decisión de subida de tasas de interés.

Un fortalecimiento del dólar supondría dos hechos a tener en cuenta:

Es negativo para las exportaciones norteamericanas y presiona a la baja los precios de importación.
Incrementaría la presión para que China deprecie el yuan y ya vimos no hace mucho cómo este hecho aumentó considerablemente la volatilidad en los mercados financieros, motivo por el cual la Fed decidió no tocar los tipos de interés.

Y no olvidemos la presión que China está ejerciendo al afirmar que una potencial subida de los tipos de interés de Estados Unidos puede debilitar las divisas de las economías emergentes y provocar una salida de capitales. Y no sólo China, el Banco de Pagos Internacionales  comentó que un dólar fuerte supone una amenaza para la estabilidad económica mundial, ya que sobrecarga el sistema bancario y los mercados financieros.

Es más, ya hay algunas voces en Wall Street que hablan de que si a todo ello se le une que la economía del país no crece como debiera, la Fed incluso podría verse obligada a recortar las tasas de interés. La propia Janet Yellen reconoció hace poco que tienen la autoridad legal para llevar las tasas de interés por debajo de cero, pero que no tiene intenciones de hacerlo, al menos por ahora.

De momento es significativa la información que aporta The Wall Street Journal en lo referente a que los futuros de fondos federales de la Bolsa de Chicago no confían mucho en cambios por parte de la Fed, a día de hoy la probabilidad de ver subidas de tipos en julio o en setiembre se encuentra prácticamente en el 2%, siendo de un 19-20% a final de año.

El pasado viernes la entidad norteamericana emitió el siguiente comunicado: “La Reserva Federal está preparada para proveer liquidez en dólares a través de las líneas existentes de swaps con los bancos centrales, en la medida en que resulte necesario, para atender las presiones en los mercados, lo que podría tener implicaciones adversas para la economía del país.”

Es decir, la Fed ha establecido líneas de swap en dólares con cinco bancos centrales (el Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón, el Banco Nacional Suizo y el Banco de Canadá) a través de las cuales ha puesto fondos a disposición de esas instituciones financieras en el caso de que el Brexit suponga una amenaza a las diversas economías.

Por tanto, y como idea a tener en cuenta, si este escenario que les planteo es el correcto (cosa que a día de hoy pienso que sí), el dólar no tiene motivos para fortalecerse frente a las divisas beneficiadas del Brexit (el franco suizo y el yen japonés), por lo que, salvo que sus respectivos Bancos Centrales intervengan de manera muy intensa (porque no se engañen, están interviniendo desde el viernes), debiéramos de seguir viendo al billete verde depreciarse frente a estas dos monedas, lo que se traduciría en caídas en usd/jpy y en usd/chf.

jueves, 16 de junio de 2016

El BCE se prepara para una posible salida del Reino Unido de La Unión Europea.

Fráncfort (Alemania), 15 jun (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) intenta desde hace varios días tranquilizar a los mercados ante la posibilidad de que el Reino Unido vote salir de la Unión Europea (UE) en el referéndum del próximo 23 de junio. Las últimas encuestas apuntan un voto a favor de salir de la UE, pero todavía faltan ocho días para que se celebre el referéndum.

El BCE quiere tranquilizar a los mercados y ha dejado claro que reaccionará con rapidez en caso de que un "brexit" desencadene fuertes presiones en los mercados.

Se espera que el BCE comunicará el 24 de junio cómo va a actuar para asegurar suficiente liquidez en el mercado en caso de que los británicos voten salir de la UE.

"Las encuestas de opinión se han movido significativamente hacia un voto a favor de abandonar, pero esperamos que el Reino Unido permanecerá en la UE y que el crecimiento subirá ligeramente en la segunda mitad del año", considera el economista jefe para el Reino Unido de UniCredit  Research, Daniel Vernazza.

El gobernador del banco central letón Latvijas Banka, Ilmars Rimsevics, dijo recientemente que el BCE está preparado para usar todas las herramientas de que dispone, para evitar el terremoto que se produciría en los mercado en caso de BREXIT.

Una de ellas sería activar un acuerdo de carácter temporal de provisión de liquidez (línea swap) con el Banco de Inglaterra, que permite poner libras esterlinas a disposición del BCE y euros a disposición del Banco de Inglaterra de forma que los bancos comerciales tengan suficiente liquidez en ambas divisas si la necesitan.

Se trata de una medida para cubrir posibles necesidades temporales de liquidez en alguna divisa en caso de que el mercado reaccionara de forma muy fuerte, algo que no prevén los analistas.

Estas líneas swaps existen también en otras divisas como el dólar y el franco suizo.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo en marzo que ofrecerá tres subastas de inyección de liquidez adicionales en las fechas cercanas al referéndum.

"El BCE no tiene ningún interés en que empeoren las condiciones del mercado y las condiciones de financiación son esenciales para su política monetaria. No me sorprende que el BCE intente tranquilizar, además, una de las tareas de un banco central es asegurar la estabilidad del mercado financiero cuando está en peligro", dijo a EFE el economista jefe para Alemania de Deutsche Bank , Stefan Schneider.

Los analistas prevén que, en caso de que el Reino Unido vote en el referéndum salir de la UE, la reacción será más notable en los tipo de cambio, la deuda soberana y los diferenciales con la deuda alemana a diez años, que sirve de referencia.

"Obviamente el BCE planifica, en caso de que se produzca un escenario de brexit, líneas swaps para asegurar que hay liquidez si las presiones en los mercados financieros son muy fuertes", dijo a EFE el economista jefe para la zona del euro de UniCredit Research, Marco Valli.

El BCE quiere asegurar el buen funcionamiento del mercado y del mecanismo de transmisión de la política monetaria.

Por ello también podría usar otras herramientas como intensificar el programa de expansión monetaria, según Valli.

En caso de que el resultado del referendo en el Reino Unido sea dejar la UE, el impacto en el mercado podría ser muy grande y se intensificarían la caída en las acciones, la rentabilidad de la deuda soberana y la subida de algunas divisas como el dólar y el yen a expensas de la libra esterlina, el euro y las divisas de economías emergentes, según el Instituto de Finanzas Internacionales.

viernes, 10 de junio de 2016

Tsakalotozs-Ministro de Finanzas Griego- "Si queremos entender el euroescepticismo y lo que estamos afrontando en el Reino Unido, Francia, Austria y Grecia, tenemos que entender el aspecto social, el elemento de desigualdad y el sentir de la gente de que no se reparte la riqueza"


Bruselas, 9 jun (EFE).- El ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos, afirmó hoy que solo puede haber "más Europa" si la UE es "más sensible" democrática y socialmente, y si secuencia correctamente las reformas estructurales y los ajustes para no quitar la esperanza a los ciudadanos y alimentar más al populismo.

"Si queremos entender el euroescepticismo y lo que estamos afrontando en el Reino Unido, Francia, Austria y Grecia, tenemos que entender el aspecto social, el elemento de desigualdad y el sentir de la gente de que no se reparte la riqueza", señaló Tsakalotos en un debate en el Brussels Economic Forum.

"No creo que podamos solucionar los temas importantes en Europa si no hacemos frente a la cuestión social", recalcó el ministro griego de Finanzas.

En este contexto dijo que solo tendría sentido "más Europa", una mayor integración de la UE, "si podemos tener una Europa más sensible democrática y socialmente".

En la primera ronda de reformas, "las reformas 1.0", algunas de ellas fueron buenas y otras no tanto", indicó.

En el caso griego, recordó, los primeros rescates "eran muy ambiciosos en cuanto al ajuste fiscal, unos ajustes muy rápidos y ello generó grandes problemas", argumentó.

Dijo que hubo importantes reformas laborales y del mercado de productos, pero como siempre, agregó, "hay perdedores y ganadores".

"Es por lo que necesitamos lograr la secuencia adecuada. Los perdedores tienen que tener alguna esperanza y cuando ya hay un desempleo vasto previamente, no la tienen", explicó.

Por ello abogó por aplicar "políticas de desarrollo" al mismo tiempo que se acometen ajustes.

Tsakalotos señaló que Grecia, "con una Europa que cambia", puede dejar atrás el círculo vicioso" en el que se vio envuelta por los ajustes, la recesión, más ajustes y más recesión.

El ministro propuso además revisar la denominada "regla de oro" para el equilibrio presupuestario, a fin de excluir de ella "todas o algunas inversiones".

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, presente en el debate, le recordó que ya existe una "cláusula de inversión" en las reglas de consolidación para actuar con más flexibilidad a la hora de evaluar las finanzas públicas.

Durante su discurso previo, Moscivici reiteró que hay que aplicar las reformas con un enfoque favorable al crecimiento, y abogó por unas "reformas estructurales 2.0", es decir una segunda ronda de reformas, pero centrada en la productividad, según explicó.

Actuar para mejorar la productividad "genera mejores condiciones de vida y más prosperidad", afirmó.

Moscovici quiere no obstante que los ciudadanos asuman como suyas las reformas, porque "para muchos europeos las reformas estructurales demasiadas veces se han convertido en sinónimo de dolorosos ajustes, de castigo y de restricciones".

Se mostró consciente de que las reformas son "impopulares", también porque en el pasado para ganar competitividad en los precios, los países han moderado o acortado los salarios, y en otros casos se ha actuado sobre sectores protegidos e intereses "vastos".

Todas estas consideraciones, dijo, alimentan el populismo, por lo que las reformas tienen que generar "esperanza", admitió.

No obstante, Moscovici abogó por "permanecer firmes" a la hora de continuar con las reformas necesarias, tras los duros ajustas ya más centradas en la competitividad y la productividad.

Las reformas pueden ser también formación profesional y mejorar las capacidades de los trabajadores, eliminar barreras al crecimiento y para las empresas, mejorar la adaptación de mercados o hacer frente al desempleo de largo plazo para minimizar el riesgo de exclusión, entre otras medidas, recordó.

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)

miércoles, 1 de junio de 2016

La OCDE advierte sobre la ralentización de la Economía Mundial

Estancada en una "trampa de bajo crecimiento", la economía mundial crecerá a su ritmo más bajo desde la crisis financiera por segundo año consecutivo en 2016, según las previsiones difundidas el miércoles por la OCDE, que instó a los gobiernos a impulsar el gasto.

Con unas empresas cautas a la hora de invertir y los consumidores cautelosos sobre el gasto, la economía mundial crecerá sólo un 3 por ciento este año, estimó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

El dato no será mejor que el del año pasado, que ya fue el peor desde 2009, aunque el crecimiento repuntará modestamente al 3,3 por ciento el año que viene, según la previsión de la OCDE en sus perspectivas económicas.

El crecimiento a esos niveles priva a los jóvenes de oportunidades de trabajo e implica que las personas mayores no tendrán la cobertura sanitaria y de pensiones que esperan, dijo a Reuters la economista jefe de la OCDE.

"Estamos rompiendo promesas a jóvenes y mayores. Por lo tanto los políticos tienen que actuar para sacarnos de la trampa de bajo crecimiento", dijo Mann en una entrevista.

Dado que los países de la OCDE crecen de media a la mitad de su potencial estimado, haría falta 70 años para duplicar los estándares de vida, el doble que la tasa de hace dos décadas.

Mann advirtió en contra de depender sólo de los bancos centrales para liderar el regreso a tasas de crecimiento más altas, y dijo que el equilibrio entre beneficios y riesgos de las políticas monetarias excepcionalmente laxas está inclinándose hacia los riesgos.

Por lo tanto, los gobiernos no deberían dudar a la hora de destinar dinero a iniciativas que impulsen el crecimiento como educación e infraestructuras, financiando un mayor gasto gracias a los tipos de interés mínimos en muchos países.

"El entorno de bajos tipos de interés creados por los bancos centrales da margen fiscal para los gobiernos y estamos diciendo que deberían usarlo", dijo Mann.

Aunque la OCDE no recortó sus previsiones de crecimiento mundial respecto a la última vez cuando actualizó sus estimaciones en febrero, dijo que las perspectivas para EEUU habían empeorado.

Recortó el crecimiento para EEUU al 1,8 por ciento desde la previsión anterior del 2,0 por ciento con una débil demanda exterior y una escasez de inversiones en el sector de petróleo y minería.

Para España, la OCDE elevó una décima su previsión de crecimiento para 2016 al 2,8 por ciento y rebajó en dos décimas las expectativas para 2017 al 2,3 por ciento.

La OCDE reiteró la advertencia de que Reino Unido sufriría una fuerte ralentización en el crecimiento si los votantes optaban en un referéndum abandonar la Unión Europea.

viernes, 22 de abril de 2016

Draghi deja la puerta abierta; el BCE no menciona el dinero de helicóptero

Banco Central Europeo
Investing.com – El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, reiteró este jueves que el banco central de la zona euro seguirá utilizando todas las herramientas de política monetaria a su alcance durante su mandato para volver a alcanzar su objetivo de inflación fijado en el 2%.

En la rueda de prensa que ha seguido al anuncio de que el BCE no efectuará cambios en su política monetaria, Draghi ha afirmado que el BCE cree que los tipos de interés “se mantendrán en los niveles actuales o más bajos durante bastante más tiempo, y bien pasado el horizonte de nuestras adquisiciones netas de activos”.

El presidente ha confirmado que, como se anunció el pasado 10 de marzo, su programa de adquisición de activos se ha ampliado hasta 80.000 millones de EUR y que “debería mantenerse así hasta finales de marzo de 2017 o incluso después si fuera necesario, y en cualquier caso hasta que la junta directiva observe un ajuste sostenible en el rumbo de la inflación que concuerde con su objetivo de inflación”.

Draghi añadió que el BCE aún pretende poner en marcha en junio la nueva tanda de operaciones específicas de refinanciación a largo plazo (TLTRO II por sus siglas inglés), así como implementar su programa de adquisiciones de activos del sector empresarial.

Compra de bonos corporativos

Draghi ha hecho hincapié en los detalles de su programa de adquisiciones de activos corporativos tras la rueda de prensa aunque ha explicado que la compra de los bonos por parte del sector empresarial no incluye a ningún banco.

Ha añadido que la deuda debería ser de grado de inversión, con un plazo de vencimiento de 30 años, y que el riesgo debería ser compartido en su totalidad.

Evaluación económica

Draghi ha sido prudente en cuanto a las previsiones económicas de la zona euro, aunque espera que el crecimiento del primer trimestre siga la línea de la expansión observada durante el cuarto trimestre del año pasado.

Ha señalado que las condiciones financieras habían mejorado y que espera que la recuperación económica de la zona euro siga su curso.

Sin embargo, también ha indicado que los riesgos para el crecimiento “aún inclinan la balanza a la baja”.

“Nuestras últimas decisiones sobre política monetaria han mejorado las condiciones financieras generales, lo que debería afianzar las previsiones sobre el consumo y la inversión”, afirmó.

“Sin embargo, persiste una incertidumbre vinculada en particular al desarrollo de los acontecimientos económicos a escala mundial y a los riesgos geopolíticos”, explicaba el presidente del BCE.

Dinero de helicóptero

Cuando se le ha preguntado sobre la posibilidad de utilizar el llamado “dinero de helicóptero”, como se conoce la idea de repartir euros entre los ciudadanos, Draghi ha admitido su sorpresa ante las reacciones a la última reunión y ha dejado claro que el BCE no se plantea esa posibilidad.

“No hemos estudiado ese concepto”, ha declarado.

La independencia del BCE

Con respecto a las recientes críticas de los políticos alemanes a la política monetaria del banco central, Draghi ha insistido en que “obedecemos la ley, no a los políticos, porque somos independientes”.

Además, ha asegurado que la junta directiva ha sido unánime a la hora de defender tanto la independencia del BCE como lo apropiado de las actuales medidas.

El BCE no tiene planes para el tipo de cambio

“Como he dicho muchas veces, el tipo de cambio no es un objetivo de política monetaria”, ha insistido Draghi.

El presidente del BCE ha admitido que los tipos de cambio han sido importantes factores para el crecimiento y la inflación pero ha afirmado que está convencido de que las medidas implementadas en marzo han sido y seguirán siendo eficaces a la hora de evitar efectos secundarios en la inflación.

No se especula sobre el Brexit

Draghi ha rehusado especular acerca del resultado del referéndum que se celebrará el próximo 23 de junio en el Reino Unido sobre la pertenencia de la nación a la Unión Europea (UE).

El BCE ha declarado simplemente que el Brexit, como se conoce a la decisión de abandonar la UE, supone sólo un “riesgo limitado” que podría amenazar la recuperación de la zona euro.

lunes, 18 de abril de 2016

Derrumbe del precio del petróleo después del desacuerdo en Doha.

El precio del petróleo se derrumbaba esta mañana en los mercados tras conocerse el fracaso de la reunión que tuvo lugar en Doha, capital de Catar, este fin de semana. El objetivo de la reunión era congelar la producción en los niveles de enero de este año, ya que el desplome del precio desde junio de 2.014, fecha en la que el barril de crudo alcanzaba los 115 dólares a los 27 dólares que llegó a alcanzar en enero, ha puesto en serios aprietos a las economías dependientes del crudo. La reunión fue un desencuentro entre dos de sus más importantes actores, Arabia Saudí e Irán.

Arabia Saudí exigió para sumarse al acuerdo de congelación de producción que Irán confirmara su adhesión al mismo. A la reunión habían asistido los miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), excepto Irán y Libia, esta última sumida en una guerra que dura ya más de cinco años. Tampoco asistieron grandes productores mundiales como Estados Unidos, Canadá, China, Brasil o Noruega.

La falta de consenso y acuerdo en la reunión fue debida a la necesidad iraní de recuperar la cuota de mercado que tenía antes de se iniciaran las sanciones económicas originadas por su Programa Nuclear. El programa iniciado por el Sha de Persia en la década de los 50 con ayuda americana y puesto en marcha de nuevo tras la Revolución Islámica con la ayuda de Rusia y China, originó en 2.012 un acuerdo entre Europa y Estados Unidos para bloquear las exportaciones de petróleo iraní, cayendo las ventas de Irán a poco más de un millón de barriles diarios de petróleo. El desbloqueó de las exportaciones iraníes en 2.016, hace que Teherán quiera aumentar sus ventas en unos 500.000 barriles al día y llegar a un objetivo de exportación de 2,5 millones de barriles diarios. El conjunto de los países de la OPEP bombeó un total de 32,35 millones de barriles diarios en marzo, frente a una media de 31,85 millones en marzo de 2.015. Estas cifras representan casi el 60% de la producción mundial de crudo.

A pesar del desacuerdo de Doha, mientras escribo este artículo el Barril de Crudo Brent se mantiene por encima de los 40 dólares, gracias a la debilidad que muestra el dólar después de los preocupantes datos de inflación de la semana pasada y el mal dato en las ventas minoristas. Creo que sin aumentos en la inflación la Reserva Federal Americana excusará la subida de tipos añadiendo debilidad al comportamiento de la moneda americana, que se está cruzando con el euro a 1,13 dólares en estos momentos. A corto plazo de perder los 40 dólares, observamos divergencias en RSI, volvería a cotizar en los entornos de los 35 dólares, aunque en estos niveles 33-35 tenemos ya una fuerte resistencia, que con el beneplácito de la desaceleración en Estados Unidos y la consiguiente debilidad del dólar volverán a empujar el precio a los 40 dólares. Sigo sin descartar que el barril de crudo alcance los 50 dólares este año. Aunque la credibilidad de la OPEP haya quedado por los suelos después de Doha, los intentos de alcanzar el objetivo de los 50 dólares seguirán estando presentes, sobre todo por parte de Rusia, Arabia Saudí, Venezuela y Catar. Con precios por encima de los 55 dólares el fracking en Estados Unidos volvería a ser rentable, por lo que recorridos por encima de este nivel son descartables, por ahora.

Análisis Técnico del Petróleo