viernes, 22 de abril de 2016

Draghi deja la puerta abierta; el BCE no menciona el dinero de helicóptero

Banco Central Europeo
Investing.com – El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, reiteró este jueves que el banco central de la zona euro seguirá utilizando todas las herramientas de política monetaria a su alcance durante su mandato para volver a alcanzar su objetivo de inflación fijado en el 2%.

En la rueda de prensa que ha seguido al anuncio de que el BCE no efectuará cambios en su política monetaria, Draghi ha afirmado que el BCE cree que los tipos de interés “se mantendrán en los niveles actuales o más bajos durante bastante más tiempo, y bien pasado el horizonte de nuestras adquisiciones netas de activos”.

El presidente ha confirmado que, como se anunció el pasado 10 de marzo, su programa de adquisición de activos se ha ampliado hasta 80.000 millones de EUR y que “debería mantenerse así hasta finales de marzo de 2017 o incluso después si fuera necesario, y en cualquier caso hasta que la junta directiva observe un ajuste sostenible en el rumbo de la inflación que concuerde con su objetivo de inflación”.

Draghi añadió que el BCE aún pretende poner en marcha en junio la nueva tanda de operaciones específicas de refinanciación a largo plazo (TLTRO II por sus siglas inglés), así como implementar su programa de adquisiciones de activos del sector empresarial.

Compra de bonos corporativos

Draghi ha hecho hincapié en los detalles de su programa de adquisiciones de activos corporativos tras la rueda de prensa aunque ha explicado que la compra de los bonos por parte del sector empresarial no incluye a ningún banco.

Ha añadido que la deuda debería ser de grado de inversión, con un plazo de vencimiento de 30 años, y que el riesgo debería ser compartido en su totalidad.

Evaluación económica

Draghi ha sido prudente en cuanto a las previsiones económicas de la zona euro, aunque espera que el crecimiento del primer trimestre siga la línea de la expansión observada durante el cuarto trimestre del año pasado.

Ha señalado que las condiciones financieras habían mejorado y que espera que la recuperación económica de la zona euro siga su curso.

Sin embargo, también ha indicado que los riesgos para el crecimiento “aún inclinan la balanza a la baja”.

“Nuestras últimas decisiones sobre política monetaria han mejorado las condiciones financieras generales, lo que debería afianzar las previsiones sobre el consumo y la inversión”, afirmó.

“Sin embargo, persiste una incertidumbre vinculada en particular al desarrollo de los acontecimientos económicos a escala mundial y a los riesgos geopolíticos”, explicaba el presidente del BCE.

Dinero de helicóptero

Cuando se le ha preguntado sobre la posibilidad de utilizar el llamado “dinero de helicóptero”, como se conoce la idea de repartir euros entre los ciudadanos, Draghi ha admitido su sorpresa ante las reacciones a la última reunión y ha dejado claro que el BCE no se plantea esa posibilidad.

“No hemos estudiado ese concepto”, ha declarado.

La independencia del BCE

Con respecto a las recientes críticas de los políticos alemanes a la política monetaria del banco central, Draghi ha insistido en que “obedecemos la ley, no a los políticos, porque somos independientes”.

Además, ha asegurado que la junta directiva ha sido unánime a la hora de defender tanto la independencia del BCE como lo apropiado de las actuales medidas.

El BCE no tiene planes para el tipo de cambio

“Como he dicho muchas veces, el tipo de cambio no es un objetivo de política monetaria”, ha insistido Draghi.

El presidente del BCE ha admitido que los tipos de cambio han sido importantes factores para el crecimiento y la inflación pero ha afirmado que está convencido de que las medidas implementadas en marzo han sido y seguirán siendo eficaces a la hora de evitar efectos secundarios en la inflación.

No se especula sobre el Brexit

Draghi ha rehusado especular acerca del resultado del referéndum que se celebrará el próximo 23 de junio en el Reino Unido sobre la pertenencia de la nación a la Unión Europea (UE).

El BCE ha declarado simplemente que el Brexit, como se conoce a la decisión de abandonar la UE, supone sólo un “riesgo limitado” que podría amenazar la recuperación de la zona euro.

lunes, 18 de abril de 2016

Derrumbe del precio del petróleo después del desacuerdo en Doha.

El precio del petróleo se derrumbaba esta mañana en los mercados tras conocerse el fracaso de la reunión que tuvo lugar en Doha, capital de Catar, este fin de semana. El objetivo de la reunión era congelar la producción en los niveles de enero de este año, ya que el desplome del precio desde junio de 2.014, fecha en la que el barril de crudo alcanzaba los 115 dólares a los 27 dólares que llegó a alcanzar en enero, ha puesto en serios aprietos a las economías dependientes del crudo. La reunión fue un desencuentro entre dos de sus más importantes actores, Arabia Saudí e Irán.

Arabia Saudí exigió para sumarse al acuerdo de congelación de producción que Irán confirmara su adhesión al mismo. A la reunión habían asistido los miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), excepto Irán y Libia, esta última sumida en una guerra que dura ya más de cinco años. Tampoco asistieron grandes productores mundiales como Estados Unidos, Canadá, China, Brasil o Noruega.

La falta de consenso y acuerdo en la reunión fue debida a la necesidad iraní de recuperar la cuota de mercado que tenía antes de se iniciaran las sanciones económicas originadas por su Programa Nuclear. El programa iniciado por el Sha de Persia en la década de los 50 con ayuda americana y puesto en marcha de nuevo tras la Revolución Islámica con la ayuda de Rusia y China, originó en 2.012 un acuerdo entre Europa y Estados Unidos para bloquear las exportaciones de petróleo iraní, cayendo las ventas de Irán a poco más de un millón de barriles diarios de petróleo. El desbloqueó de las exportaciones iraníes en 2.016, hace que Teherán quiera aumentar sus ventas en unos 500.000 barriles al día y llegar a un objetivo de exportación de 2,5 millones de barriles diarios. El conjunto de los países de la OPEP bombeó un total de 32,35 millones de barriles diarios en marzo, frente a una media de 31,85 millones en marzo de 2.015. Estas cifras representan casi el 60% de la producción mundial de crudo.

A pesar del desacuerdo de Doha, mientras escribo este artículo el Barril de Crudo Brent se mantiene por encima de los 40 dólares, gracias a la debilidad que muestra el dólar después de los preocupantes datos de inflación de la semana pasada y el mal dato en las ventas minoristas. Creo que sin aumentos en la inflación la Reserva Federal Americana excusará la subida de tipos añadiendo debilidad al comportamiento de la moneda americana, que se está cruzando con el euro a 1,13 dólares en estos momentos. A corto plazo de perder los 40 dólares, observamos divergencias en RSI, volvería a cotizar en los entornos de los 35 dólares, aunque en estos niveles 33-35 tenemos ya una fuerte resistencia, que con el beneplácito de la desaceleración en Estados Unidos y la consiguiente debilidad del dólar volverán a empujar el precio a los 40 dólares. Sigo sin descartar que el barril de crudo alcance los 50 dólares este año. Aunque la credibilidad de la OPEP haya quedado por los suelos después de Doha, los intentos de alcanzar el objetivo de los 50 dólares seguirán estando presentes, sobre todo por parte de Rusia, Arabia Saudí, Venezuela y Catar. Con precios por encima de los 55 dólares el fracking en Estados Unidos volvería a ser rentable, por lo que recorridos por encima de este nivel son descartables, por ahora.

Análisis Técnico del Petróleo

miércoles, 13 de abril de 2016

Se confirma la ralentización del crecimiento en Europa y en España

Bruselas, 13 abr (EFE).- La producción industrial bajó un 0,8 % en la eurozona en febrero en comparación con el mes anterior y un 0,7 % en el conjunto de la Unión Europea (UE), informó hoy la agencia comunitaria de estadística Eurostat.

En enero la producción industrial había aumentado un 1,9 % en la zona del euro y un 1,5 % en el bloque comunitario.

En términos interanuales, la producción industrial se incrementó en un 0,8 % tanto en el área de la moneda común como en la UE.

En España, la producción industrial descendió un 0,2 % en febrero frente a enero, pero de un año a otro aumentó un 2,2 %.

La caída del 0,8 % en la producción industrial en la zona del euro en febrero en comparación con enero se debió a la disminución del 1,8 % en la producción de bienes de consumo no duraderos; del 1,2 % del a energía; del 0,4 % de los bienes de consumo duraderos, y del 0,3 % de los bienes de capitales.

La producción de bienes intermedios permaneció estable.

En la UE de los Veintiocho, el descenso del 0,7 % tuvo su origen en la caída del 1,4 % en la producción de bienes de consumo no duraderos; del 1,2 % de la energía; del 0,5 % de los bienes de capitales, y del 0,1 % de los bienes de consumo duraderos.

La producción de bienes intermedios aumentó por contra un 0,1 %.

Entre los estados miembros, los mayores descensos en la producción industrial se registraron en Irlanda (10,5 %), Grecia (4,4 %) y Croacia (1,6 %).

Los aumentos más destacados se observaron en Lituania (2,5 %), Eslovaquia (2,4 %) y Malta (1,8 %).

En la comparación interanual, el aumento del 0,8 % en la eurozona en febrero frente al mismo mes de 2015 se debió al incremento del 3,0 % en la producción de los bienes de capitales; del 1,9 % de los bienes intermedios; del 0,8 % de los bienes de consumo duraderos, y del 0,7 % de los bienes de consumo no duraderos.

La producción de la energía cayó sin embargo un 5,2 %.

En la UE, la subida del 0,8 % se apoyó en el aumento del 2,7 % de la producción de los bienes de capitales; del 1,6 % de los bienes intermedios y de los bienes de consumo duraderos, y del 0,5 % de los bienes de consumo no duraderos.

La producción de la energía bajó un 3,6 % en este periodo.

Entre los países miembros, los mayores incrementos se observaron en Eslovaquia (7,4 %), Eslovenia (6,5 %) y Lituania (6,3 %), en tanto que los descensos más pronunciados se dieron en Malta (4,6 %), Grecia (3,0 %) y Holanda (2,8 %).

miércoles, 6 de abril de 2016

El crudo amplía ganancias al caer las reservas en 4,9 millones de barriles

Investing.com – Los precios del petróleo del West Texas Intermediate ampliaron ganancias durante la jornada de negociación de este miércoles en Estados Unidos tras conocerse que las reservas de petróleo estadounidense descendieron la semana pasada por primera vez en ocho semanas.

El petróleo del New York Mercantile Exchange para entrega en mayo se negoció a 37,00 USD por barril, a las 10:35, hora de la costa este (las 16:35 en España), disparándose un 3,09% o 1,11 USD. Los precios se situaban en torno a 36,80 USTED antes de la publicación de los datos sobre reservas.

Según el informe semanal de la Administración de Información Energética de Estados Unidos, las reservas de petróleo disminuyeron en 4,9 millones de barriles durante la semana que concluyó el pasado 1 de abril. Los analistas del mercado habían previsto un aumento de 3,2 millones de barriles del suministro de petróleo, mientras que el Instituto Americano del Petróleo anunció el martes un descenso de 4,3 millones de barriles.

Según la AIE, las reservas de petróleo de Cushing, Oklahoma, punto de entrega clave de petróleo del WTI, aumentaron la semana pasada en 357.000 barriles. La cifra total de las reservas de crudo estadounidense se situó la semana pasada en 529,9 millones de barriles.

El informe indicaba también que las reservas de gasolina aumentaron en 1,4 millones de

barriles, frente a las expectativas que apuntaban a un descenso de 1,0 millones de barriles, mientras que las reservas de petróleo destilado aumentaron en 1,8 millones de barriles.

El petróleo del Nymex retrocedió durante la jornada anterior hasta 35,89 USD, cerrando con un avance del 0,53% o 19 centavos, para después desplomarse hasta 35,24 USD, mínimos de la sesión y su cota más baja desde el 4 de marzo. Los futuros sobre el petróleo estadounidense se han dejado casi un 15% desde que registraran máximos en 41,90 UISD el pasado 22 de marzo. A pesar de las últimas pérdidas, el petróleo ha repuntado aproximadamente un 35% desde que descendiera el 11 de febrero hasta situarse en 26,05 USD, mínimos de 13 años.

Por otra parte, en el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en junio se negoció a 38,73 USD por barril, con un avance del 2,27% u 86 centavos.

Los futuros sobre Brent que se negocian en Londres registraron el martes mínimos de la sesión en 37,27 USD, su cota más baja desde el 4 de marzo, para después recuperarse y cerrar con un avance del 0,48% o 18 centavos y un precio de liquidación de 37,87 USD.

Los traders reaccionaban a las declaraciones del gobernador de la OPEP de Kuwait, Nawal Al-Fuzaia, que afirmó que todas las señales indican que la reunión de países productores de petróleo miembros y no miembros de la OPEP que se celebrará en Doha el próximo 17 de abril concluirá con un acuerdo inicial para congelar la producción en niveles de febrero, o en una media de los niveles de enero y los de febrero.

La propuesta original de Arabia Saudí, Qatar, Rusia y Venezuela era congelar los niveles en niveles de enero.

Las dudas acerca de si los países productores de petróleo congelarán los niveles de producción para frenar la superabundancia global aumentaron la semana pasada después de que el príncipe heredero sustituto de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, anunciara que el reino no reducirá su producción a menos que Irán y otros productores principales hagan lo propio.

Irán mantiene que no contribuirá a ninguna congelación de la producción a menos que sus exportaciones de petróleo vuelvan a alcanzar los niveles en que se situaran antes de las sanciones.

Los futuros sobre Brent se han dejado casi un 12% desde que se situaran en 42,50 USD por barril, máximos de marzo. A pesar de las recientes pérdidas, los futuros sobre Brent han subido aproximadamente un 35% desde que se situaran brevemente en menos de 30 USD por barril el pasado 11 de febrero.

La cobertura corta comenzó a mediados de febrero cuando Arabia Saudí y sus socios miembros de la OPEP Catar y Venezuela acordaran con Rusia, que no es miembro de la organización, congelar la producción en niveles de enero, siempre que otros explotadores de petróleo se unan a la iniciativa.

Mientras, el diferencial entre los contratos de Brent y crudo del WTI se situó en 1,73 USD por barril, frente a los 1,98 USD registrados al cierre del martes.


martes, 5 de abril de 2016

Las infraestructuras recuperarán este año en España sus márgenes de 2007

En un primer trimestre del año en el que la renta variable europea ha sufrido caídas generalizadas, uno de los sectores que mejor ha aguantado el tipo es el de la construcción. En lo que va de 2016 se deja algo menos de un 2%, frente al 8,5% que desciende el Stoxx 600. Este buen comportamiento frente al mercado se explica por una mejora del negocio: se espera que en España las firmas de infraestructuras cierren este ejercicio con el margen sobre el ebitda más alto desde el año 2007. En concreto, se espera que, de media, conviertan en beneficio bruto 21,64 euros de cada 100 que ingresen, frente al margen del 7,4% con el que cerraron 2014. Sin embargo, las diferencias entre compañías son notables. La firma de infraestructuras que logrará el más alto este año es Abertis, con un 65%, frente al 6,8% en el que se quedará el de ACS.

La clave de la mejora del sector ha sido el hecho de que se han ido alejando del negocio de la construcción, que cada vez tiene un peso menor en estas compañías. El caso más paradigmático es el de FCC. En 2008, los ingresos de la empresa por este negocio eran de 7.744 millones de euros, frente a los 2.855 en los que se quedó a cierre de 2015. "En FCC lo que hemos visto ha sido una transformación del modelo de negocio, al centrarse en segmentos de márgenes más alto, como el de las utilities medioambientales", señala Carolina Morcos, analista de Renta 4. "En España y en general el sector de la construcción ha perdido mucho peso", completa.

Por contra, aquellas que no se han mudado a otras áreas de negocio son las que menos mejorarán sus márgenes. Es el caso de ACS, cuya ratio se quedará en el 6,8%. En 2010 la construcción suponía el 40% de la facturación y en 2015 suponía el 72,4%. Algo similar pasa con Ferrovial -cuyo margen se sitúa en el 10,7%- que genera el 44,2% de su cifra de negocio en la construcción. No obstante, estas dos firmas son las preferidas de los expertos, con sendas recomendaciones de compra.

En cualquier caso, parte de las alegrías del segmento vienen también por una recuperación de la construcción. "En España hay signos de que el mercado está tocando fondo, pero una recuperación fuerte es improbable, ya que los niveles de deuda pública son relativamente altos por lo que vemos un potencial limitado de crecimiento en los gastos en infraestructuras en el país", apuntan desde Berenberg. Sin embargo, destacan que "hay signos de que el mercado ha tocado fondo, el sector no residencial está empezando a mostrar una tendencia de mejora", completa el equipo de la casa de análisis.

Desde el banco alemán creen que los márgenes de la construcción en Europa deben mejorar durante los próximos años, y que esta "se logrará a través de una mayor disciplina en las pujas al recuperarse los volúmenes, un mayor foco en el manejo del riesgo y el recorte de costes y más eficiencia interna", apuntan desde la entidad teutona.

La única firma del segmento que logrará marcar el margen más alto de su historia es OHL. La compañía ha tenido unos meses complicados por la investigación sobre su negocio mexicano -que ha concluido con una multa de 3,6 millones de euros-, pero será este país el que impulse los resultados.

"El negocio de concesiones se ha comportado muy bien", explica Rafael Fernández de Heredia, de Beka Finance. "Tienes la rentabilidad garantizada en México, que te permite apuntarte el beneficio pactado", apunta el analista. Así, la compañía presidida por Juan Miguel Villar Mir alcanzará un margen sobre el ebitda del 23%.

Sin embargo, el margen más alto será el de Abertis, que alcanzará su nivel más elevado desde 1997, al situarse en el 65 %. Un porcentaje que logrará alcanzar gracias "al negocio concesional y porque se trata de autopistas muy maduras, por lo que los márgenes son altos". Una de las dificultades que afronta la compañía es que en los próximos años vencen algunas de estas vías, sin embargo Fernández de Heredia cree que la empresa "tiene una capacidad de inversión elevada" y que "cuenta con recursos financieros para compensar" un supuesto vacío de no renovar estas concesiones.

De hecho, en 2019 la concesión del tramo de autopista entre Tarragona y Alicante acaba para la compañía y en 2021 finaliza el del tramo que va entre Junquera y Tarragona.
Mejora de beneficios

Después de dos ejercicios en los que el beneficio bruto (ebitda) del sector ha sufrido sendos retrocesos, las previsiones apuntan a que este año las ganancias de las compañías se recuperarán. Los expertos esperan un aumento del ebitda del 66%, con todas las compañías mejorando los resultados obtenidos durante el pasado ejercicio.

De confirmarse las previsiones de los expertos, OHL superará los 1.000 millones de beneficio bruto por primera vez.
Ferrovial y ACS son las dos recomendaciones de compra

Dentro del sector, solo Ferrovial y ACS cuentan con sendas recomendaciones de compra. Por su parte, OHL, Sacyr y Abertis cuentan con un consejo de mantener y FCC es la única recomendación de venta del segmento. "Ferrovial ofrece a los inversores la oportunidad de capturar valor a través de toda la cadena de las infraestructuras", explican desde Berenberg. "El precio actual de la cotización no refleja esta oportunidad", completan dese el banco. En el caso de ACS, desde la entidad alemana señalan que "el mercado no está reflejando la mejora en la generación de caja y la reducción de la deuda".

Por su parte, FCC ha completado hace solo unas semanas una ampliación de capital y Carlos Slim, máximo accionista de la firma, ha lanzado una OPA por el cien por cien de la empresa a 7,60 euros por título, un nivel que ha alcanzado la cotización de la firma y en el que los expertos creen que se ha quedado sin recorrido. De este modo, cuenta con una recomendación de vender para el consenso de mercado.

Los tipos a cero llevan los ingresos de la banca a mínimos de diez años


La caída de los tipos de interés, que ha llevado al euríbor a terreno negativo por primera vez en su historia, ha provocado un importante agujero al sector financiero español, que ha visto cómo sus ingresos vuelven a caer en 2015 y se sitúen en niveles de hace diez años.

Las entidades españolas redujeron el ejercicio pasado un 7% el margen bruto, que estuvo afectado también por los menores ingresos extraordinarios por venta de deuda pública y por comisiones.

La bajada de las tasas, pese a este impacto adverso, sí ha permitido reducir drásticamente los costes financieros, en casi un 40%, según los datos del Banco de España. Pero este efecto positivo no ha podido compensar las consecuencias negativas de la política monetaria puesta en marcha hace años por el BCE para impulsar la economía y elevar la inflación.

El principal perjuicio para las entidades es que el margen de intereses, es decir, los ingresos típicos netos han vuelto a bajar, un 4,3%, tras la subida experimentada en 2014. Esta rúbrica alcanza los 26.400 millones.
Saldo de créditos, a la baja

El margen de intereses se ha visto mermado no sólo por el desplome de los tipos, que ha disminuido el rendimiento que ofrecen las carteras de préstamos y de deuda pública, sino por el todavía recorte de la actividad. El volumen de créditos, a pesar del aumento de las nuevas operaciones, sigue descendiendo.

Los principales banqueros y expertos esperan que el saldo crediticio registre en 2016 el primer repunte desde el comienzo de la crisis, aunque éste sea pequeño. Si bien, la incertidumbre económica mundial y la inestabilidad política podrían impedir que la financiación a empresas y familias crezca a finales del presente ejercicio.

Una subida del negocio crediticio aliviaría el estado de la situación que vive el sector. Además, una mayor actividad ayudaría a impulsar los ingresos por comisiones, que en 2015 volvieron a caer, hasta los 16.626 millones. Ni siquiera las tarifas que cobran por fondos de inversión y productos de valores, foco de atención del sistema en los últimos meses, consiguen aumentar. Se mantuvieron planas.

Por eso, la guerra por la captación y robo de clientes se ha recrudecido. El objetivo es incrementar el volumen de negocio como sea. Pero, tiene su coste y puede reducir, en el corto plazo, los márgenes. Ya a principios de 2015, algunos banqueros -entre ellos, los presidentes de BBVA, Francisco González, y del Sabadell, Josep Oliu- advirtieron de que había grupos que estaban vendiendo productos a pérdidas, una práctica que generó la crisis.

Ante este escenario la rentabilidad del sistema se ha deteriorado y las entidades han abierto un nuevo proceso de ajuste para rebajar los costes. Una reducción de los gastos y una merma en las provisiones para impagos, son las palancas que tiene para mejorar su cuenta de resultados y el retorno a los accionistas, que se encuentra en el entorno del 5%, muy por debajo del 10% al que todas las entidades aspiran en el medio y corto plazo.
Ajustes

Banco Santander ha sido el primer grupo en anunciar la nueva oleada de recortes de personal y oficinas en nuestro país para elevar las ganancias. Hoy se espera que EspañaDuero informe a los sindicatos un plan para reducir los costes operativos.

La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) calculó recientemente que el sector contará con 3.000 sucursales y 15.000 trabajadores menos en 2019.

Hay otra vía para que el sector pueda salir de esta situación, un proceso de fusiones. Pero, por el momento, ninguna entidad está dispuesta a participar, pese a las presiones que ejercen los organismos supervisores.La ola de integraciones, que se esperaba para el presente ejercicio, se ha retrasado por la debilidad de los mercados y las dudas políticas generadas a raíz de las pasadas elecciones. La mayor parte de expertos y directivos bancarios coinciden en señalar que los movimientos corporativos se producirán a partir del próximo año y que éstos serán limitados.

La intensidad del ajuste y de las integraciones dependerá, en gran parte, de la evolución futura de los tipos de interés. Se da por hecho que en los próximos tres años éstos se mantendrán en cotas muy bajas. A lo largo de este año, por ejemplo, no se descarta que el euríbor continúe en el terreno negativo.

Antes de que el BCE anunciara en marzo las nuevas medidas de estímulo, los analistas vaticinaban que el euríbor -principal indicador para los préstamos- llegaría a una horquilla de entre el menos 0,4 y menos 0,5%. Ahora, las expectativas son algo más favorables para los intereses de la banca, aunque no tanto como para que este índice vuelva a cifras positivas en los próximos meses.

lunes, 28 de marzo de 2016

El “Barril de Petróleo Brent” superará los 50 dólares en 2.016, lo que supone un aumento del precio del 80% sobre los mínimos de enero. Análisis fundamental y técnico.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (“OPEP”),  creada en 1.960 como instrumento de defensa de los precios del crudo, así como los países productores que no son miembros de la misma, tienen previsto reunirse en “Doha” – capital de Katar – a mediados de abril, con el objetivo de estabilizar los precios del barril de crudo en los 50 dólares.
Aunque las previsiones apunten a una menor demanda de crudo en 2.016, la Agencia de Información Energética –EIA --, estima que la demanda mundial de barriles por día – bpd -- crecerá en 90.000 unidades menos de lo esperado, quedándose en un total de 1,15 millones de bpd, existen factores externos a cualquier acuerdo que facilitan el objetivo del mismo:
  1. La desaceleración de la Economía Americana se traducirá en una menor subida de los tipos de interés descontados en los precios del dólar, que se depreciará. El petróleo se compra y vende en dólares, por lo que una bajada de éste se descuenta de forma positiva en el “precio del barril de petróleo”.
  2. La venta de petróleo a precios por debajo de los costes de producción ha llevado a la quiebra a muchas petroleras, sólo en Estados Unidos han quebrado más de 50 en el último trimestre de 2.015, lo que supone de hecho, una reducción en la oferta de bpd.
Análisis Técnico. Si nos fijamos en el gráfico diario del “precio del crudo”, observamos claramente que la directriz bajista que empieza a funcionar desde el 9 de octubre de 2.015 es perforada el 24 de febrero, dejando por detrás una formación de doble suelo en los entornos de 26 pendiente de confirmar, la confirmación se produce el 4 de marzo cuando el “precio del barril de crudo” supera los 35 dólares. El precio cumple el objetivo de la formación cuando alcanza los niveles de resistencia en los que se está moviendo hoy, alrededor de 41 dólares. La zona pivote a la que se enfrenta ahora funcionó como soporte del precio desde enero de 2.015 hasta diciembre, un año con varios intentos de perforación fallidos. Nos enfrentamos ahora a una fuerte resistencia, lo probable es que el precio sea rechazado, abandonando los niveles de sobre compra del RSI, y que termine dibujándose una figura de vuelta tipo Hombro-Cabeza+Cabeza-Hombro que se confirmaría con la ruptura de la zona pivote actual, proyectando el precio por encima de los 50 dólares el barril.
Evolución del precio del barril de petróleo en 2.016
Elaboración propia
Gráfico: http://es.investing.com/
Si “Arabia Saudí” y otros países del “Golfo Pérsico” cuyas balanzas por cuenta corriente y finanzas públicas dependen en exclusiva del crudo deciden poner fin al periodo de no intervención en los mercados y recortan la producción, junto a Rusia y los demás productores fuera y dentro de la OPEP, el precio del barril de petróleo superará los 50 dólares en el segundo semestre del año.
En España veremos a la súper de 95 en los entornos de 1,26 euros el litro y el diésel en 1,15 euros.

Ver la noticia en Diario de Actualidad