martes, 26 de mayo de 2015

Expansión Cuantitativa (Conocido como QE, por sus siglas en Inglés, Quantitative Easing, o, tal y como lo ha denominado el BCE, el Quantitative Easing, o Programa de compra expandida de activos).

El Banco Central Europeo aprobó la puesta en marcha de una operación de Expansión Cuantitativa (Conocido como QE, por sus siglas en Inglés, Quantitative Easing, o, tal y como lo ha denominado el BCE, el Expanded Asset Purchase Programme, o Programa de compra expandida de activos). El objetivo que mantiene el Banco Central es contribuir al incremento de la producción y los precios en el área de la Eurozona, a través de una inyección masiva –hasta 1,15 billones de euros- de liquidez adicional en el mercado. Se trata sin duda de la mayor operación monetaria del BCE desde su creación, y, con la misma, sigue la senda de las operaciones aprobadas por otros bancos centrales, como la Reserva Federal Norteamericana o el Banco de Japón. Europa con esta medida entró en la guerra de divisas que mantienen los Bancos Centrales, con el objetivo de devaluar sus monedas, para aumentar las exportaciones, dada la debilidad de la demanda interna y conseguir de esta forma el crecimiento de su Producto Interior Bruto. 

Mucha gente me ha preguntado que era el QE, intentaré explicarlo de la forma más sencilla posible:¿cómo funciona un QE? 

Para ilustrar su funcionamiento básico proponemos un esquema simplificado de los movimientos en el sector financiero y monetario de una economía. Supongamos 3 sectores: el sector no financiero, formado por empresas, particulares y el estado, un sector financiero, formado por un banco, y un banco central. Cada uno de ellos tiene su propio balance, que, como sabemos, es una forma de representar todos los derechos y propiedades (activos) y todos los recursos financieros que los financian (pasivos). Un particular, por ejemplo, tiene una casa en propiedad y un coche (activos), y los ha financiado con un crédito del banco (pasivos). A su vez el Banco tiene derechos y propiedades, en este caso, el crédito del particular. Parte del dinero del banco, que no es usado en créditos, se mantiene como “depósito” en las cuentas del Banco Central, en forma de reservas. El Banco se financia con su capital, otros créditos y con depósitos de los ahorradores (pasivos). Por último, el Banco Central tiene activos –créditos a Bancos, por ejemplo, dinero en efectivo- y se financia con los depósitos de los bancos comerciales (reservas) y con el dinero –moneda- en circulación, cuya emisión es potestad suya-- es decir, la masa monetaria no es una constante, es una variable de Política Económica, es el Banco Central quién tiene el interrumptor para poner en marcha la fabrica de billetes y monedas

Supongamos ahora que el Banco Central decide realizar una compra masiva de deuda (QE). Para ello compra los bonos que tienen los bancos, y a cambio les da a los bancos un dinero que sitúa en su balance como reservas.

Los movimientos son los siguientes: los bancos dejan de tener entre sus activos los bonos del sector no financiero, y a cambio tienen más dinero depositado en el Banco Central. Por su parte, el Banco Central adquiere los bonos –que pasan a estar en su activo- y a cambio crea reservas nuevas para los bancos. En este movimiento, los Bancos dejan de tener dinero prestado (ya no tienen los bonos) y tienen dinero “sin utilizar” (nuevas reservas). Como el negocio bancario se basa precisamente en prestar el dinero, los bancos ofrecen nuevos créditos al sector no financiero, que puede adquirir con el mismo nuevas inversiones, o gastarlo en nuevos productos.

El efecto macroeconómico de esta medida de política monetaria es todavía más amplio. Dado que los bancos tienen beneficios moviendo el dinero, los bancos pueden dar más crédito, pero también pueden invertir el dinero en acciones y otros activos financieros, o incluso invertir fuera de las fronteras de la eurozona. Si esto ocurre –y es previsible- los mercados de valores experimentarán subidas y si una parte del “nuevo dinero creado” se traslada al exterior, el valor del Euro se depreciará –habrá más euros en el mercado internacional de divisas y por lo tanto, menos escasez del mismo. El tercer efecto de esta medida es que las exportaciones europeas serán más baratas y las importaciones hacia la eurozona serán más caras. 

El esquema del QE se inicia en Marzo de 2015 hasta septiembre de 2016, o hasta que la inflación prevista alcance una cifra menor, pero cercana al 2% (lo cual es el objetivo de la política monetaria del Banco Central Europeo). El QE Europeo se centrará en la compra de bonos del sector público, tanto nacionales como de instituciones de la Unión Europea, con un adecuado grado de solvencia (su calificación crediticia tiene que tener un grado de inversión) y no se permitirán compras de bonos especulativos, aunque deja la puerta abierta a los bonos públicos de países sometidos a Programas de Ajuste (en particular, Grecia).

El hacerlo sobre bonos públicos tiene además la virtud de mitigar el “crowding out”, que consiste en detraer el ahorro privado para financiar al sector público. Al sacar los bonos públicos del mercado, el ahorro de particulares y empresas puede destinarse a las inversiones privadas, favoreciendo, de esta manera, el crecimiento y la reactivación económica.

Hasta aquí la teoría: veamos ahora las dificultades prácticas de su puesta en marcha.  Al definir el QE como medida no convencional-- se están refiriendo a que nunca se han realizado, es decir, no sabemos lo que va a pasar con certeza.

Que los bancos tengan dinero para prestar no significa que las empresas y particulares puedan o quieran endeudarse más. En el caso de España, por ejemplo, la deuda privada de los particulares sigue en cotas muy altas y con riesgos de insostenibilidad, y ni la liquidez ni la salud del sistema bancario pueden mejorar esa situación. De hecho, el devenir último de la economía española señala que buena parte de las ganancias empresariales obtenidas a través de la devaluación salarial se han destinado a “desapalancar” un sector empresarial excesivamente endeudado, como ha señalado, de manera muy precisa, Daniel Fuentes. Esta es, según Richard Koo, la principal razón por la que, en una “ recesión de balances”, un mecanismo de QE no funcionaría.

¿Quién podría endeudarse más para generar más crecimiento? Seguramente, y bajo este esquema, el Estado. Sin embargo, y en el caso de la eurozona, hay serios limitantes para que el Estado pueda aprovecharse del QE. El régimen de consolidación fiscal y reducción del déficit público al que están sometidos los países de la Eurozona hacen que, aunque las compras se produzcan sobre deuda pública, la reducción del gasto público siga su curso y por lo tanto los gobiernos no tengan capacidad para reactivar la economía de esta manera.En segundo lugar, el propio diseño de la Eurozona, ya que el balance de nuestro banco central –el Banco Central Europeo- no es sino la suma de los balances de los diferentes bancos centrales nacionales. Es decir, que las compras de bonos y de deuda se sitúan en los balances de cada uno de los bancos centrales nacionales. Y el gran debate de las últimas semanas –y hasta hoy mismo- es la negativa de algunos países a que sus bancos centrales terminen en sus balances con deuda –pública o privada- de otros países.

La solución encontrada es que una parte (sólo el 20%) tendrá este carácter –será mutualizada- y otra parte (80%) se comprará bajo responsabilidad de cada uno de los bancos nacionales (es decir, que el Bundesbank comprará deuda alemana, el Banco de España comprará deuda española), de manera proporcional a su participación en el Banco Central Europeo.

Esto reduce en gran medida el efecto conjunto de la operación, ya que algunos países –precisamente los más endeudados- son los que más necesitan el QE, y de esta manera verán las compras de deuda limitadas por un techo que no será el óptimo. (En el caso de España, la compra será de algo más del 12% del total, correspondiente a su participación en el capital del BCE).

En tercer lugar, subsiste el riesgo de que el dinero “liberado” a través de la expansión cuantitativa termine ampliamente en los mercados financieros, incrementando el precio de las acciones por encima de lo razonablemente establecido por los “fundamentales” –condiciones objetivas de las empresas- y generando  UNA NUEVA BURBUJA FINANCIERA QUE ES YA UNA REALIDAD- En Estados Unidos gran parte de la inyección de liquidez ha sido utilizada para aumentar la autocartera de las empresas--compra de acciones de la misma empresa para aumentar el precio de las mismas-- El USD500, indice de la Bolsa Americana que engloba a las 500 empresas más importantes cotizaba en marzo de 2.009 a  650$ hoy cotiza a  2.097 $, se ha multiplicado por más de tres en 6 años-- Dejo para una nueva entrada del blog la descripción de la burbuja en la que estamos inmersos, tanto de bonos cómo en reanta variable.--acciones--.. La conocida “inflación de activos” genera una falsa sensación de riqueza que incrementa la demanda y el consumo. El BCE debería tener mucho cuidado en aplicar medidas prudenciales para evitar que se genere una nueva burbuja financiera vinculada al QE, porque sus resultados serían catastróficos. Hay numerosas opiniones sobre este particular, y, especialmente, sobre los efectos de las tres QE de la Reserva Federal en la generación de una nueva burbuja.

Queda por último, un canal de transmisión de la política monetaria, y es el canal exterior. Si existe en Europa exceso de liquidez en Euros, y estos euros se invierten en el exterior, el euro disminuirá su valor, las importaciones costarán más y las exportaciones costarán menos. En este sentido, el QE tendrá un efecto devaluador y permitirá ganar competitividad internacional a las industrias europeas. Pero será a costa de afectar a la estabilidad financiera de los países receptores de los nuevos euros. De nuevo, existen estudios que demuestran el impacto que puede tener un QE sobre los mercados emergentes, basándose en la experiencia de la FED.

En conclusión, la puesta en marcha del QE es una medida que el Banco Central Europeo toma como consecuencia del agotamiento de las políticas convencionales de tipo de interés y provisión de liquidez, y efectivamente puede tener un impacto positivo en el conjunto de la economía de la Eurozona. Pero de nuevo, las limitaciones existentes en materia de endeudamiento previo, los limitantes de la política fiscal, y la fragmentación y asimetría de las economías de la Eurozona le van a restar mucha efectividad. Al mismo tiempo, su uso comporta riesgos internos y externos que el Banco Central Europeo debería tener en cuenta a la hora de terminar de ejecutar la medida.

Ricardo Ros
mayo 2.015

lunes, 25 de mayo de 2015

La resaca de las elecciones: El Ibex 35 se deja a media sesión un 2%.

El Ibex-35 cedía cerca de un dos por ciento a media sesión el lunes, mientras digería unas elecciones municipales y autonómicos que han confirmado la fragmentación del electorado español  vigilando la evolución de las negociaciones en Grecia.

"Hoy existe una combinación de dos cosas: el resultado de las elecciones en España y la incertidumbre en Grecia, todos los días dicen que van a llegar a un acuerdo pero nunca llegan". 

La operativa del lunes está distorsionada por el cierre de mercados de referencia como Londres, Fráncfort y Nueva York, ya que el resultado electoral estaba en gran parte descontado.

A pesar de ser la fuerza más votada en las elecciones municipales y regionales del domingo, el Partido Popular sufrió un severo correctivo al perder la mayoría absoluta en casi todas las autonomías donde se celebraron elecciones y podría perder bastiones municipales históricos como Madrid y Valencia tras dos décadas de hegemonía.

Tras los resultados electorales, que abren paso a necesarios pactos de gobierno en prácticamente toda la geografía española, la prima de riesgo de la deuda española a 10 años frente a su homóloga alemana se mantenía en los 118 puntos básicos.

martes, 12 de mayo de 2015

El Año 2.014 pasará a la historia como el año que más impuestos han pagado familias y PYMES.

Muchos españoles viven con la sensación de que pagan demasiados impuestos, pero son más los que piensan que esos impuestos no están distribuidos equitativamente, lo que provoca un sentimiento de injusticia. 

El 2014 quedará para la historia como el año que pagamos más impuestos. La carga fiscal que soportaron empresas y familias el año pasado fue la más alta de la serie histórica de la Agencia Tributaria, que comienza en 1995. La explicación para que esto haya sucedido la encontramos en las considerables subidas aplicadas a los principales impuestos, de modo que incluso con muchos menos empleos y muchas menos empresas que hace unos años, el Estado ingresó 175.000 millones de euros, solo por detrás de la recaudación de 2006 (179.000 millones) y 2007 (200.000 millones), los últimos años de bonanza económica, previos al estallido de la crisis. 

Si analizamos los dos principales impuestos podemos ver que las recaudaciones de IRPF e IVA arrojan cifras récord durante el año 2014. En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, los ingresos fueron de 72.662 millones de euros, el número más alto de toda la serie histórica, con un aumento de casi 50 millones frente al nivel registrado en 2007. 

En cuanto al IVA, la cifra de 2014 fue de 56.174 millones, también la mayor cifra de la historia, superando los números de 2007 en 320 millones. Además en España los impuestos no están bien distribuidos. Por ejemplo, en 2014 la presión fiscal sobre el empleo alcanzó de media el 40,71% para un trabajador sin hijos, casi un punto por encima de la media de la OCDE, el 35,96%. Si analizamos la fiscalidad del trabajo en otros países de Europa, comprobamos que el tipo impositivo real que soportan de media los españoles llega al 40,5%, por encima del 26,68% de Irlanda, el 31,54% de Reino Unido, el 37,9% de Luxemburgo o el 37,98% de Dinamarca. En este ranking sólo nos superan el 42,21% finlandés o el 42,87% sueco. Por si fuera poco, el sueldo medio de todos estos países, es muy superior a los niveles de remuneración observados en España. 

martes, 28 de abril de 2015

El banco del Pireo (Grecia), es el primero que adopta medidas reales para aliviar la situación de sus clientes.


El Banco del Pireo se ha convertido este jueves en la primera entidad financiera griega en dar un paso para aliviar la situación de los clientes más necesitados, que pasa por condonar las deudas inferiores a los 20.000 euros de todas las personas que se hayan acogido al programa de ayuda humanitaria del Gobierno. En un comunicado, el banco precisó que es el 100% de todos los créditos de consumo y tarjetas de crédito por debajo de esa cantidad.

Esa disposición está abierta a todas las personas que se hayan acogido al programa de ayuda humanitaria aprobado por el Gobierno de Alexis Tsipras para los más necesitados. El plan gubernamental griego de lucha contra la pobreza está destinado a un total de 153.000 familias que pueden solicitar ayudas al alquiler, a la luz y a alimentos. Tienen derecho a este programa todas aquellas personas que no reciban ayudas de otras iniciativas europeas ni regionales.

Pueden optar a la iniciativa gubernamental quienes el año pasado declararon a Hacienda unos ingresos anuales inferiores a los 2.400 euros para un hogar de una sola persona y de 6.000 euros anuales para una familia a partir de cuatro hijos. El banco informó de que a todas estas personas se les congelarán además sus préstamos hipotecarios y se les eximirá del pago de intereses durante el periodo de vigencia de esta ley, prevista inicialmente para un año.

A los deudores que no puedan beneficiarse de las disposiciones de esa ley, por no estar acogidos al programa de ayuda humanitario, si tienen pagos pendientes con el banco a los que no pueden hacer frente la entidad asegura que les propondrá soluciones para reestructurar su deuda.

El Banco del Pireo colgó inmediatamente en su página web este jueves las condiciones que acompañan a esta oferta y señaló que las peticiones se podrán formular en alguna de las 803 sucursales a partir del 21 de mayo. Fuentes bancarias citadas por los medios locales señalaron que el volumen que puede llegar a ser condonado asciende a varias decenas de millones de euros y afecta a varios miles de clientes. Al mismo tiempo, esta medida abre el camino para que otros bancos ofrezcan programas similares.

El programa gubernamental griego de lucha contra la pobreza está destinado a un total de 153.000 familias que pueden solicitar ayudas al alquiler, a la luz y a alimentos. Según datos de la Seguridad Social, tan solo en el primer día de plazo de solicitud de la ayuda humanitaria, el pasado lunes, se recibieron 8.500 peticiones.

Sobre el plan gubernamental de ayuda a los necesitados, concretamente, está previsto que a la subvención para la vivienda puedan acogerse 30.000 personas, que obtendrán entre 70 y 220 euros al mes. Los solicitantes pueden pedir asimismo 300 kilovatios de electricidad gratuita por mes y una tarjeta bancaria que podrá ser utilizada solo para la compra de alimentos y que el Gobierno recargará al inicio de cada mes.

En el caso de la ayuda al alquiler, el valor de la propiedad inmobiliaria no debe sobrepasar los 90.000 euros si es una vivienda de una persona, ni los 200.000 euros en caso de una familia. La ministra adjunta de Solidaridad Social, Theanó Fotíu, admitió recientemente que la ley aprobada por el Gobierno griego "no resuelve la crisis humanitaria", pero matizó que es un "pequeño paso importante" y que las familias con hijos tendrán prioridad.

Según datos de la agencia de estadísticas Elstat, a mediados de 2014 un 23,1% de la población griega vivía por debajo del umbral de la pobreza y había un 28,8% de pobreza infantil. En los seis años de crisis, los ingresos en Grecia han caído una media del 30%, el desempleo se ha disparado del 9% al 26%, tres millones de personas se han quedado sin seguro médico y el producto interior bruto ha descendido un 25%.

sábado, 25 de abril de 2015

¿¿El Euro??.- Grecia y Varoufakis.-

RIGA (Reuters) - Mientras los autobuses trasladaban a los ministros de Finanzas europeos a la cena de gala el viernes por la noche en la capital letona, uno del grupo permanecía en el hotel y deambulaba solo al anochecer. El griego Yanis Varoufakis tenía otros planes para la cena, después de un duro primer día de reuniones en Riga, que subrayó su aislamiento mientras intenta evitar la bancarrota de su país. 

Mientras otros ministros eran agasajados con comida durante la reunión en Riga, Varoufakis fue visto casi todo el tiempo solo, evitando a sus colaboradores o cualquier detalle de seguridad. "Está completamente aislado", dijo a Reuters un funcionario de la eurozona bajo condición de anonimato. "Ni siquiera vino a la cena para representar a su país", agregó, en referencia al evento en el que ministros, acompañados por la música de un coro letón, comieron salmón y lubina. 

En el desayuno anterior a la reunión, Varoufakis y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, evitaron el contacto visual mientras se servían la comida, observaron periodistas de Reuters. El endurecimiento contra Varoufakis corre el riesgo de profundizar la división que Grecia debe superar con sus acreedores si quiere evitar la suspensión de pagos. Después de tres meses de negociaciones mayoritariamente infructuosas, ministros de la eurozona le advirtieron el viernes de que el gobierno izquierdista griego no obtendrá más ayuda hasta que acuerde un plan de reforma económica completo, antes de finales de junio. Algunos países están tan frustrados por lo que dicen es el fracaso de Grecia para comprometerse que un ministro afirmó que podría ser momento de prepararse para una suspensión de pagos.

jueves, 23 de abril de 2015

Subida de la tasa de desempleo en España, en el 1º trimestre del año.

MADRID (Reuters) - La tasa de paro en España subió levemente entre enero y marzo de 2015, su segundo repunte trimestral consecutivo, por el fuerte descenso de la ocupación en el sector privado en los primeros meses del año. Según datos presentados el jueves por el Instituto Nacional de Estadística, la tasa de paro subió en el primer trimestre en siete centésimas, al 23,78 por ciento de la población activa. En los tres últimos meses de 2014, había subido en tres centésimas. No obstante, con respecto al inicio del año pasado, la tasa de desempleo ha descendido 2,15 puntos, destacó el organismo de estadística sobre los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). El número de parados cayó en 13.100 personas, hasta los 5,44 millones, lo que supone el mayor descenso para este trimestre en diez años. En términos interanuales, la cifra de desempleados se ha reducido en 488.700 personas. "El dato no es malo, pero es algo peor de lo esperado, ya que con la economía creciendo a una tasa cercana al tres por ciento, el empleo debería crecer más", dijo José Luis Martínez, analista de Citi en Madrid. Analistas de Sabadell (MADRID:SABE) dijeron que aunque la tasa de paro había crecido por encima de lo esperado, los datos se situaban en línea con su escenario de creación interanual de empleo, perfilando una tasa del 22,5 por ciento para diciembre 2015. La previsión del Gobierno es que la tasa de paro en términos de EPA se reduzca al 22,2 por ciento a finales de año. El ministro de Economía, Luis de Guindos, dijo el miércoles que la economía nacional estaba creciendo "a una velocidad de crucero", lo que permitiría crear cerca de 600.000 empleos este año. EL EMPLEO CAE EN EL TRIMESTRE, PERO SUBE EN UN AÑO Los datos de la EPA mostraron que en el primer trimestre se destruyeron 114.300 empleos, con lo que el número de ocupados cayó a 17,45 millones. Pese a esta caída, se trata del menor descenso de ocupados para un arranque de año desde 2010. Además, con respecto al año pasado, la encuesta mostró que la economía creó 504.200 empleos, su mayor ritmo desde el tercer trimestre de 2007. En el sector privado se perdieron 143.500 puestos, mientras que en el sector público hubo 29.200 contrataciones, su mayor incremento en un primer trimestre también en cinco años. Martínez dijo que en términos desestacionalizados, los datos de la EPA daban una imagen algo mejor de la situación, con una ligera creación de empleo en el primer trimestre, aunque todavía insuficiente teniendo en cuanto el alto nivel de desempleo. Los datos corregidos del calendario mostraron que el paro bajó un 2,51 por ciento intertrimestral, su octava caída consecutiva y la ocupación aumentó un 0,43 por ciento, creciendo por cuarto trimestre seguido. La alta tasa de paro española -entre las más elevadas de la Unión Europea- es el mayor exponente del profundo bache económico que atraviesa España desde 2008. Aunque el país salió de la recesión en la segunda mitad de 2013, los analistas y organismos internacionales auguran que la caída del paro será todavía lenta. Entre los datos más sombríos de la EPA destacó el crecimiento del número de hogares con todos sus miembros en paro, que subió en 27.300 con respecto al final de 2014, hasta 1,793 millones. La tasa de paro de los menores de 25 años se redujo al 51,36 por ciento en el trimestre, el dato más bajo desde el final de 2011, mientras que el número de jóvenes de 16 a 29 años que ni trabajan ni estudian (ni-nis) se situó en 1,36 millones.

jueves, 26 de febrero de 2015

España se dirige hacia una situación sesgada y fraccionada dominada por la pobreza, la exclusión y la desigualdad.

El catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull, Santiago Niño Becerra, cree que España se dirige hacia una economía desigual dominada por la pobreza, la exclusión y la marginalidad. A pesar de todo, el Gobierno sigue proclamando que "la crisis ya es historia".

Becerra explica en La Carta de la Bolsa, que el consumo crece gracias a unas familias que están endeudadas, que soportan una tasa de paro del 24% y de las cuales 1,3 millones no recibe ninguna prestación. Aún así, "el Gobierno lo ondea como logro y maravilla. Un consumo que, en términos generales, se está pagando a base de desahorro y de algunos créditos".

"También se ondea la mejora del empleo. ¿Se es consciente de que se está intercambiando empleo fijo a tiempo completo por empleo temporal y a tiempo parcial? ¿De que los salarios medios han caído tanto que hasta la misma CEOE dice que deberían aumentar?", explica Becerra.

El catedrático catalán cree que lo único que sostiene a España en este contexto de desigualdad y pobreza "es el deseo de su población de creer que ya se está saliendo, es decir, pura psicología ya que, al margen de casos concretos e identificables, no hay dato alguno que globalmente justifique esa alegría gubernamental".

Y es que, para Becerra "en el mejor de los casos, continúo pensando, España se dirige hacia una situación sesgada, fraccionada y en mosaico: algunas actividades desarrolladas por algunas compañías en algunas zonas funcionarán bien; demandaran trabajadores que necesiten y los remunerarán en base a lo que marque el mercado con las condiciones vigentes en aquel momento y en un entorno de 'necesito y dispongo'".

En un marco así el final no puede ser muy bueno: "En un entorno como ese ya pueden imaginar como evolucionarán cosas como la desigualdad: los ingresos de la parte baja de la escala, la pobreza, la exclusión y la marginalidad. Claro que entonces se incidirá en que esa es la nueva normalidad".

Mientras todo esto ocurre, los gobernantes no mencionan "ni una palabra sobre el crecimiento brutal de la deuda pública, nada en relación a la caída de las rentas medias en España, ni mención al nivel sin parangón que ha alcanzado la pobreza, ni pío sobre el lento desapalancamiento de familias y empresas, nada sobre la galopante precariedad laboral", culmina Santiago Niño Becerra.